Mantener tu aspiradora en las mejores condiciones te permite alargar su vida útil y ahorrarte el dinero de tener que comprar otra.

En este artículo, te vamos a dar 5 consejos para el mantenimiento de tu aspiradora que te van a ser muy útiles.

Limpieza del depósito

El mantenimiento de tu aspiradora empieza por una limpieza a fondo de su depósito. Después de cada uso que hagas de la misma, es importante inspeccionar su depósito y utilizar un paño húmedo o una esponja para limpiar el interior del mismo de cualquier resto de suciedad que haya quedado en él.

A continuación, debes asegurarte de que el depósito lo dejas totalmente seco antes de volver a utilizar la aspiradora.

También es importante que te fijes si el depósito tiene alguna grieta o daño. En caso de observar algo así, te recomendamos que lo sustituyas porque podría provocar fugas de suciedad que podrían acabar dañando a la aspiradora.

Para que puedas limpiar fácilmente el depósito, te recomendamos un aspirador con depósito desmontable. Así es más fácil limpiar a fondo y eliminar la suciedad o los restos que puedan estar atascados en zonas de difícil acceso. Utilizar un aspirador con depósito transparente facilita ver cuándo el depósito está lleno y cuándo hay que vaciarlo.

Cambio y limpieza de filtros

Para el buen funcionamiento de tu aspiradora, también es importante que sustituyas y/o limpies los filtros con cierta regularidad. Los filtros obstruidos, llenos de polvo y otros residuos, comprometen la potencia de succión de la máquina y pueden reducir su rendimiento.

A la hora de cambiar los filtros, asegúrate de utilizar el tipo especificado para tu aspiradora. Consulta el manual del usuario o el sitio web del fabricante para saber cuál es el filtro adecuado para tu máquina.

Para las aspiradoras con filtros reutilizables, la limpieza es fácil. Quita el filtro y enjuágalo con agua, asegurándote de eliminar toda la suciedad. Luego deja que el filtro se seque completamente antes de volver a colocarlo.

Evita aspirar objetos pesados

Cuando se trata de cuidar tu aspiradora, es esencial tener precaución al aspirar. Evitar aspirar objetos pesados es clave para preservar la vida y el rendimiento de tu máquina. Antes de empezar a aspirar, comprueba siempre el espacio para asegurarte de que no hay objetos grandes que puedan causar daños. Si aspiras inadvertidamente un objeto pesado, apaga y desenchufa la aspiradora antes de intentar extraerlo. Intentar extraer el objeto con el aspirador en marcha puede provocar más daños e incluso ponerte en peligro.

También es importante que seas consciente de lo que aspiras. Mantente alejado de objetos como monedas, juguetes o grandes trozos de basura que puedan obstruir las mangueras de la aspiradora o dañar su motor. Si no estás seguro de aspirar un objeto, recógelo a mano y deshazte de él adecuadamente.

Maneja el cepillo de rodillo con precaución

Es esencial apagar y desenchufar la aspiradora antes de intentar manipular el cepillo de rodillo. Utilizando unas tijeras o un cuchillo, corta con cuidado cualquier pelo, hilo u otras partículas enredadas alrededor del cepillo de rodillo.

Cambia las bolsas con frecuencia

Si tienes unas aspiradora de bolsa, es importante que sustituyas con frecuencia su bolsa. Cuando la bolsa está llena de residuos, la potencia de succión de la aspiradora disminuye. Es recomendable cambiarla cuando 3/4 partes de la misma estén llenas de suciedad.

Si hay animales domésticos en casa o personas con alergias, es recomendable cambiar las bolsas con más frecuencia.

Otra ventaja de cambiar las bolsas con frecuencia es evitar el sobrecalentamiento y los malos olores. Cuando las bolsas están llenas, se restringe el flujo de aire y el motor tiene que trabajar más, lo que puede provocar un sobrecalentamiento y dañar la aspiradora. Además, una bolsa llena puede liberar polvo y alérgenos a la atmósfera y emitir olores desagradables.

Marta Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informamos que los datos de carácter personal que proporciones en el presente formulario serán tratados por Manuel Sánchez como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: recibir y responder consultas o comentarios enviados a través de la web.

Legitimación: el consentimiento del interesado al hacer uso del formulario.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos escribiéndonos a través de nuestro formulario de contacto. También tienes derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud.

Información adicional: puedes encontrar información adicional y detallada sobre protección de datos a pie de página.